Nuestra receta para estas navidades. Un delicioso roscón de Reyes, con una receta tradicional y con mermelada “La Atalaya”, por supuesto.

Ingredientes:

Para el prefermento:

  • 90 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de leche semidesnatada
  • 5 gr de levadura fresca de panadería

Para el resto de la masa:

  • 120 g de azúcar blanquilla
  • La piel rallada de 1 naranjas
  • La piel entera de una naranja
  • La piel rallada de ½  limón
  • La piel entera de ½ limón
  • 85 g de leche semidesnatada o entera (al gusto)
  • 1 palo de canela
  • 60 g de mantequilla
  • 2 huevos medianos
  • 15 g de levadura fresca
  • 30 gr de aroma de azahar
  • 340 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal

Para decorar:

  • Almendras laminadas
  • Azúcar humedecida en agua
  • 1 huevo batido
  • Una naranja (opcional)
  • Frutas escarchadas (opcional)

Para el relleno:

  • Nata
  • Nuestra mermalada, en cualquiera de sus sabores, aunque las que tienen mejor aceptación son las de albaricoque, naranja, fresa y melocotón. ¡hay donde elegir!.

 

Preparación del Roscón de Reyes:

  1. 1º paso, el prefermento: diluye la levadura en la leche templada, unos 37ºC. En un bol mezcla la levadura diluida en la leche con la harina y amasa durante aproximadamente 1 min. Haz una bola con la masa, ponla en un cuenco, un poco engrasado, tapada con film transparente y déjalo reposar durante unas 3 horas en un lugar cálido. Durante este tiempo la masa apenas varía de tamaño.
  2. De nuevo en un bol, añade el azucar -pulverizada si es posible- y añádele la ralladura de una naranja y de medio limón, mezcla hasta que quede homogéneo y reserva.
  3. En un cazo, echa la leche, la piel entera de una naranja y la de medio limón y un palito de canela. Infusiona durante unos 5 min a temperatura media. Deja que temple y reserva.
  4. 2º paso, la masa: pon en un bol grande el azucar aromatizada con los citricos y el resto de ingredientes de la masa incluyendo la leche aromatizada, que habremos colado anteriormente. Pon también el prefermento y mezcla todo bien. Quedará una masa bastante pegajosa. En el mismo bol deja levar la masa entre 1 y 2 horas.
  5. 3º paso, dale forma al roscón: espolvorea un poco de harina en la encimera, retira la masa del bol, forma una bola con la masa y desgasificar amasando un poco ( es posible que tengas que engrasarte las manos para trabajarla ya que es bastante pegajosa). Dejala reposar 15 min y pasa a darle forma al roscón. Tienes que meter los dedos pon el centro de la masa como para hacer la forma de un donut. Tendrás que ir levantandola ya que con el propio peso se irá estirando. Ve estirando la masa hasta que quede redonda por igual y colócala en una bandeja de horno sobre el papel de hornear – ten en cuenta que la masa aumentará bastante de tamaño, sobretodo en el horno-. Pincela con huevo y deja reposar unas 2 horas para que doble su volumen. Cuando haya levado, vuelve a pincelar con huevo y añade ya la decoración a tu gusto.
  6. 4º paso, el horneado: precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, y hornea 15-17 minutos o hasta que esté dorada. SI ves que empieza a tostarse mucho por la superficie, cubre con papel de aluminio o baja un poco la temperatura.
  7. 5º paso, el relleno: una vez enfriado nuestro roscón, lo cortamos por el medio y apartamos la parte de arriba. Lo untamos con la mermelada, cubriéndolo por completo. Una vez extendida la mermelada, la cubrimos todo con nata y colocamos la parte de arriba de nuestro roscón y ¡listo!